6 Consejos para empezar a tocar la flauta dulce

Empezar a tocar la flauta dulce nunca fue tan fácil y tan accesible. Te damos 6 consejos prácticos para que te lances sin miedo a por todas.

1. ¿Digitación alemana o barroca?

Tocar la flauta dulce nos pone directamente ante la primera decisión. Nos referimos a elegir una flauta con digitación alemana, o bien digitación barroca.

Para explicar la diferencia de una forma sencilla, la digitación alemana es más fácil para iniciarse pero algunos semitonos no se pueden alcanzar, por lo que será casi imposible interpretar obras más complejas. Sin embargo, con la digitación barroca podremos abarcar cualquier obra, aunque el comienzo de aprendizaje no será tan intuitivo.

La digitación original es la barroca. Es la que te permitirá tocar cualquier tipo de obra, incluso clásicas.
La digitación alemana sin embargo es una invención orientada puramente para escuelas y a un contacto probablemente pasajero con el instrumento.

Si aún no tuviste ningún contacto con la flauta dulce, comienza con la digitación barroca desde el principio, y así no tendrás problema en un futuro.

 

2. Elegir el modelo para empezar a tocar la flauta.

Una vez hayas decidido qué digitación quieres practicar de comienzo, es hora de elegir el instrumento.

La flauta dulce, además de la digitación, tiene también distintos tipos de registro sonoro. Esto se refiere a la altura tonal que tienen las notas musicales del instrumento.
La flauta dulce soprano es la más aguda y es la que vemos usar a los más peques en el colegio. Después tenemos la flauta dulce alto, cuyo registro tonal es más grave que la soprano. Más grave aún es la flauta dulce tenor, y aún más la flauta dulce baja. Estas dos últimas, además incluyen llaves sobre sus agujeros, como las de una flauta travesera. Nosotros nos centraremos en las de tipo soprano y alto.

Aparte del tipo de registro tonal, nos encontraremos flautas hechas de plástico, y otras de madera.

Y además del material, nos encontraremos modelos de una, dos e incluso tres piezas (las profesionales), según podamos desmontar la cabeza, el cuerpo y/o el pie de la flauta. Y todo ello influirá en el precio final de nuestro instrumento.

La típica flauta económica de escuela es este modelo de 1 pieza de plástico:

 

 

 

Si la queremos de 2 piezas de plástico:

 

2 piezas de madera:

 

 

Si queremos tocar la flauta dulce con un sonido más cálido, debemos elegir una flauta alto como por ejemplo este modelo de 3 piezas:

AULOS 309-A Barroca

 

3. Accesorios.

Al tocar la flauta dulce lo normal es que queden dentro restos de saliva por lo que es imprescindible mantener nuestra flauta limpia por dentro después de tocar. Para ello usaremos una escobilla para flauta de plástico, o bien una escobilla para flauta de madera. Si nuestra flauta es de varias piezas lo tendremos mucho más fácil para llegar a todas las partes internas de la misma.

No debemos olvidarnos de la parte externa, en la boquilla, donde apoyamos los labios también sería conveniente dar una pasada para desinfectar y limpiar. Debemos tener cuidado si usamos algún producto, ya que puede estropear la madera, o incluso el plástico, si el producto es muy agresivo.

Aparte del mantenimiento de nuestro instrumento, lo mínimo que necesitaremos para tocar la flauta, será un atril para poner las partituras, y un metrónomo que nos ayude a marcar el tempo.

Atriles. Dependiendo de si normalmente tocamos sentados o de pie:

 

Metrónomo KORG MA-2 BLBK

 

 

 

4. Posturas correctas para empezar a tocar la flauta dulce.

La mano izquierda en la parte de arriba. Aquí no hay zurdos. Deberás ejercitar la agilidad de los dedos de tus manos por igual independientemente de si eres zurdo o diestro.

No morder la boquilla ni tocarla con los dientes. Sólo los labios deben entrar en contacto con la embocadura.
La lengua la debes apoyar en la parte posterior de los dientes superiores, como cuando dices «tú», para separarla de ellos al ejecutar la nota. A menos que queramos ligarlas entre sí.

También es muy importante aprender a controlar la respiración. Mantener la espalda recta nos ayudará a tener más capacidad pulmonar.

 

5. Metodología. Conoce tu instrumento.

Partes de la flauta.

La flauta se divide en cabeza (por donde soplamos), cuerpo (donde apoyamos los dedos) y la base o pie (por donde sale el aire).

Numeración agujeros y digitación.

Para facilitar el estudio de cada instrumento, se suelen numerar tanto los dedos como la parte del instrumento a tocar. En este caso,al tocar la flauta dulce nos encontraremos 8 agujeros numerados del 0 al 7, siendo el 0 el agujero que queda por detrás, y el 7 el que queda al final, en el pie de la flauta.

En el caso de las manos, la izquierda usa 4 dedos, numerados del 1 al 3 a contar desde el índice, más el pulgar (P o cero). En el caso de la derecha, se numeran del 4 al 7 desde el índice, más el pulgar (P).

 

6. Disciplina y Paciencia al empezar a tocar la flauta dulce.

Debes ser constante. Necesitarás practicar cada día al menos 1 hora. Y a medida que vayas aumentando el nivel, serán necesarias más horas diarias de práctica.

Al principio te costará avanzar porque es algo nuevo. Podemos llegar a sentirnos torpes cuando parece tan sencillo mover los dedos, pero a medida que vayamos adquiriendo destrezas podremos llegar a interpretar las piezas que queramos y es lo que nos llevará a la satisfacción personal. Cuanto más tiempo dediquemos al estudio, más dominio tendremos sobre el instrumento.

Los comienzos no son muy divertidos, pero no debes dejar que la frustración te invada. Hay que mantenerla lejos, y a base de práctica y paciencia lo lograrás.

 

Artículos relacionados:

Beneficios de tocar un instrumento musical

Empezar a tocar el ukelele

Por trece razones: Aprender a tocar un instrumento

_

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *